Liderando dentro y fuera del campo de juego

12/02/2021 | Artículos

El domingo 7 de febrero, se escribió una página especial en el mundo deportivo, fue la primera vez que un equipo de fútbol americano ganaba el Superbowl en su estadio, en su casa. Estoy refiriéndome a los Bucaneros de Tampa Bay que cuenta en sus filas con el mejor mariscal de campo de la historia, Tom Brady, quien además es el único que tiene 7 anillos de Superbowl -hasta ahora-.


Tom Brady es el mejor mariscal de campo no solo por su efectiva ejecución en los pases, sino también por su liderazgo y capacidad para adaptarse a cualquier sistema de juego, lo cual se evidencia en los resultados obtenidos con los distintos planes de juego que sus Coaches le han planteado a lo largo de sus años como deportista.


“Hola. Soy Tom Brady”. Es lo que dice Brady cada vez que un nuevo jugador joven se une al equipo. Es en ese momento cuando un jugador puede sentirse al mismo nivel que él.


Según la profesora Megan Gerhardt de la Universidad de Miami especialista en liderazgo, esta es la manera perfecta de establecer una relación con sus compañeros más jóvenes, con quienes guarda una gran diferencia generacional, pues Brady tiene 43 años.
Gentelligence” es el término que Gerhardt calza para este tipo de inteligencia emocional que permite tratar con personas de diferentes generaciones en el trabajo a través de la interacción.

Ella indica que el mostrar esta disposición para construir una relación, conectarse y comprometerse con los más jóvenes es la mejor oportunidad que uno tiene para transmitir su experiencia y sabiduría, pues esta actitud, simpática y amable, es vista como una oportunidad en lugar de una amenaza, por ello tiene mucho más significado para los millennials que para las generaciones previas.


De esta manera, es que  las mejores organizaciones y las más  exitosas aplican Gentelligence,  donde el líder no permite que su posición marque una diferencia con sus demás compañeros, muy por el contrario, es el líder quien hace jugar al equipo y no es el equipo el que juega para él.