Bazar de valor – La inesperada actuación que estaba a la vuelta de la esquina del Covid-19

March 7, 2024 | Artículoz

Recuerdo que cuando estaba en la escuela hacíamos en el barrio algo que se llamaba ‘bazar’. El objetivo de hacer un bazar era recolectar fondos para algún problema que tuviese la comunidad.

Era todo un acontecimiento participar de ello, lo hacíamos los domingos y el requisito indispensable era llevar algún plato para vender. Mi mamá y yo, casi siempre hacíamos lo mismo: papa chorreada o lo que en Perú se conoce como Papa Sancochada con guiso… Mis amigos me preguntaban ‘¿Por qué papa chorreada?’ mi mamá contestaba por mí y decía: “es lo que mejor sabemos hacer y representa mucho para nosotros, además es el acompañante perfecto”. Y era tal cual, el éxito del bazar consistía en que toda la comunidad compartía la mezcla de dos cosas: ‘lo que mejor sabía hacer y lo que podía entregar’. Por lo que cada quien aportaba la receta más valiosa que poseía y hacíamos los mejores bazares del mundo.

En la actualidad, siento como si estuviésemos viviendo algo similar a uno de esos bazares; con la diferencia de que es el más grande y sin precedentes. Hace aproximadamente dos meses, a nivel mundial se declaró una pandemia y no hemos hecho algo distinto a sorprendernos con la capacidad de reinvención del mundo en general. Y es que esta pandemia ha venido para mostrarnos todo de lo que somos capaces. No es casualidad que a poblaciones como las nuestras, tan acostumbradas a la convivencia social de repente se le normalice el no acercarse físicamente en lo absoluto.

La pandemia también nos está demostrando que muchas cosas que conocíamos ya no volverán a ser de la misma manera, y un ejemplo de ello es: la forma de liderar.

En general, la humanidad ha vivenciado muchas situaciones de crisis. Hemos pasado por tener el Amazonas en llamas, glaciares derretidos, guerras mundiales, corrupción, preocupantes crisis económicas, tsunamis, inimaginables diferencias sociales, entre otros.

Aunque como humanidad hemos sido lo suficientemente creativos para salir medianamente ilesos de muchas de esas crisis; y una mirada especial merecen los líderes, aellosnadie los preparó para vivir lo que hoy viven, nadie los preparó para enfrentarse a la realidad de que su mejor aliado en la sobrevivencia sea la tecnología, nadie los guió en la dureza o vulnerabilidad que debían tener con sus empleados o compañeros y sobretodo, nadie los preparó para no ofrecerle lo mejor a todas esas familias que se ven beneficiadas del liderazgo empresarial consciente.

Seas líder o no, ¿qué plato vas a preparar para este bazar?

En cualquiera de los contextos que cada quien esté viviendo, sólo podremos salir de esta crisis con lo más valioso que cada quien tenga, con ‘lo que mejor sabe hacer y con lo que puede entregar’.

Comunicación Total: es un momento muy importante para estar conectados con nuestros seres queridos, amigos, compañeros, vecinos, y estar en constante interacción, bien informados y abiertos al diálogo.

En este momento en donde el panorama cambia a diario, la capacidad de respuesta es muy importante. Y trascendiendo eso; inspeccionar rápidamente todo potencial de mejora e incorporar en el aprendizaje.

Aunque cada quien tiene su receta, así como sus ingredientes propios, yo por ejemplo, preparo todos los días mi receta de papa chorreada y me dispongo a participar del bazar para lograr solucionar el problema/oportunidad que como comunidad tenemos, esta receta contiene:

Resiliencia: aquí es muy valioso reconocer el cuento que te cuentas. Aceptar la realidad, crear o linkearnos a un propósito y actuar desde ese panorama de oportunidades (visión) que representa lo que estamos viviendo.

Agradecimiento Total: hay millones de personas que están sosteniendo la necesidad de resguardarnos en la comodidad de nuestras casas (al menos para los que contamos con una casa), una forma de agradecer ello, es brindando nuestro apoyo (a quien consideren) con lo que sabemos hacer o con lo que tenemos. Y no obstante, agradecer a todos los que nos rodean y que día a día aportan para que seamos una mejor versión de nosotros mismos.

Humildad: es fácil en esta época cerrarse a reconocer que hay personas que aprenden más rápido, o también es fácil considerar que todo está hecho o dado, y que no hay mucho por descubrir o aprender. El mismo contexto cambiante que vivimos nos exige estar siempre abiertos a que en cualquier momento y de cualquier persona podemos aprender o compartir algo para crecer.

Entonces, ¿Cuáles serían los ingredientes de tu plato para participar en este bazar?